El embarazo
Comportaminento
Nutrición
Parto
Regalos
Salud
Infancia
Seguridad
Nutrición
 

Formula lactea

 

Dado que la alimentación del bebé es la interacción que más tiempo te va a llevar en los primeros meses, es importante que elijas un método que puedas disfrutar. Por lo general, cuando se acerca el nacimiento, las mujeres deciden cómo van a alimentar a su bebé si con la forma básica de amamantamiento o a la formula lactea. Esta sección de formula lactea está dirigida a las madres que todavía están indecisas con respecto a ese tema.

Si falta poco para el nacimiento y todavía no te decidiste, considera la posibilidad de probar las siguientes recomendaciones: durante el embarazo, asiste a una serie de reuniones de alguna entidad reconocida que propicie el amamantamiento.

Formula lactea

Conoce a otras madres que amamantan y pregúntales qué les proporcionó el amamantamiento a ellas y a sus bebés. Habla con amigos que hayan utilizado ambos métodos el de formula lactea y el otro, pero recuerda que es una decisión muy personal vinculada con las preferencias y estilos de vida de cada cual. Es importante que te rodees de madres con ideas afines a las tuyas, dado que amamantar no es sólo una forma de alimentación, sino una modalidad de vida.

En la actualidad, la mayoría de las mujeres están intelectualmente convencidas de que es mejor dar el pecho, pero no están emocionalmente preparadas para el compromiso que implica este tipo de alimentación. No dejes que te desalienten las amigas bienintencionadas que te dicen: "El amamantamiento no dio resultado ni me favoreció". En la mayoría de los casos, su experiencia fue negativa porque amamantaron en una atmósfera desfavorable y sin asistencia profesional.

Si llega el momento del nacimiento y aún no te decidiste te sugiero que hagas esta prueba: empieza a darle el pecho tu bebé usando los consejos prácticos para un buen comienzo. Ensaya durante treinta días. Si al final de este informe encuentras que te da resultado, no dude en continuar.

Si no esperas el momento de amamantar con alegría, si te sientes presionada para dar el pecho y no desea hacerlo, considera el método alternativo de alimentación la formula lactea, una combinación de los dos. Recuerda: es importante que alimentes al bebé en una forma que resulte favorable para los dos.

En los últimos treinta años, la incidencia del amamantamiento ha aumentado en EE.UU. desde un lamentable 20% hasta un 60%. En algunas zonas, el índice llega hasta un 90%.

 

Decisión de la formula lactea

 

Para las madres que deciden dar la mamadera o que por razones médicas no pueden amamantar es muy importante elegir qué formula lactea van a utilizar. Aunque creo que la lactancia materna es lo óptimo para la nutrición del bebé, las fórmulas lácteas para bebés, que se comercializan, son relativamente seguras y eficaces como fuente alternativa de nutrición para la mayoría. La alimentación de los bebes es un arte y una ciencia, tanto si se utiliza mamadera, corno si se amamanta.

El arte de alimentar con formula lactea. Alimentar al bebe no es sólo proporcionarle una fuente de nutrición: es una interacción social y de desarrollo Siempre debe haber, en ambos extremos de la mamadera, una persona que interactúe con otra durante la alimentación.

No dejes al bebé en la cuna con la mamadera envuelta en una toalla para que pueda alimentare solo: correrá el riesgo de ahogarse?: ademáis, no es un hábito acertado. Establece una relación con tu hijo mientras le das la mamadera, del mismo modo que lo harías si lo ama mantaras. Míralo, tócalo, acaricíalo y habíale mientras lo alimentas y lo reconfortas.

Varios estudios han demostrado que los recién nacidos se calman más con ingestas pequeñas y frecuentes que con ingestas abundantes y espaciadas, basadas en horarios estrictos: evita la tendencia a llenar al bebé con la esperanza de que duerma durante más tiempo y requiera menos energía de ustedes. Se puede aprovechar el momento de la alimentación para reforzar el vínculo afectivo si te quitas la ropa, desvistes al bebé y lo sostienes cerca de tus senos, piel contra piel, aunque le estés dando la mamadera.

No sólo importa el tipo de leche que recibe sino cómo la recibe. Si desarrollas técnicas creativas para sostener al bebé y relacionarte con él mientras lo alimentas, ambos esperarán ese momento especial con ansiedad. Aunque la leche de la mamadera esté preparada sobre la base de una fórmula artificial, el modo en que se la des a tu hijo debe ser un estilo de alimentación muy humano.

La ciencia de alimentar con fórmula láctea. Dado que la formula lactea preparada para los bebés es un nutriente estático y la leche materna es un nutriente que cambia en fonna dinámica, es preferible esta última. La fórmula láctea se prepara tomando como nutriente base la leche de vaca o algunos cereales, como la soja. A ello se le agregan vitaminas, minerales, hierro y varios nutrientes obtenidos químicamente a fin de "humanizar" el preparado.

Tú y tu médico pueden elegir una fórmula que tenga menos probabilidades de provocar una reacción alérgica en el bebé. En términos generales, existen tres tipos de fórmulas lácteas, que se clasifican de acuerdo con la capacidad alergénica de la proteína base empleada. A continuación se detallan en orden decreciente de capacidad alergénica:

1. Fórmulas con una proteína base de leche de vaca modificada;
2. fórmulas con una proteína base de soja;
3. fórmulas predigeridas o hipoaJergénicas, en las cuales se predigieren las proteínas para que sean menos alergénicas.

Algunas de estas fórmulas predigeridas son muy caras y tienen sabor desagradable.

¿Cuánto y con qué frecuencia? La cantidad de fórmula láctea que tome el bebé dependerá de su peso y de su apetito. Sin embargo, puedes usar la siguiente regla general: al finalizar la primera semana, los bebés que no nacieron en forma prematura generalmente toman entre 90 y 120 mi cada tres o cuatro horas, y al cumplir el mes es posible que tomen por día entre 60 y 75 mi por cada 45 gr de peso.

Por ejemplo, si el bebé pesa 450 gr es probable que tome entre 600 y 740 mi de fórmula por día. Esta cantidad puede variar entre un día y otro. A los bebés que toman fórmula láctea es conveniente ofrecerles al menos una mamadera de agua por día porque este tipo de leche es más concentrada que la leche materna y el agua ayuda a los ríñones inmaduros a procesar mejor la fórmula. También puede aliviar la constipación provocada por la mayoría de las fórmulas.

 
volver a nutricion
Copyright © Todos los derechos reservados - Recien Nacidos 2008