Articulos de
Columna vertebral
 
 

Fibrositis

   
 

La fibrositis es un reumatismo muscular que produce molestias, dolores y rigidez en diversas partes del cuerpo situadas sobre las masas de los músculos que cubren las extremidades y la espalda, aunque pueden aparecer en cualquier sitio. Fibrositis

El reumatismo muscular no está relacionado con las articulaciones, ni altera su función, si no es por las dificultades que presentan los músculos invadidos, a la contracción y relajación, que pueden producir dolor y limitación de movimientos, por la contractura muscular que ocasionan, pero no por lesión articular alguna.

La fibrositis es un término que se propuso hace unos ochenta años para denominar una inflamación crónica de las partes blandas del aparato locomotor, en cualquier parte del cuerpo, cuando producía dolor y rigidez, debida a causas generales o locales.

Aunque la «inflamación» de las partes afectadas no se ha podido comprobar, el término fibrositis ha sido la denominación que persiste para esta forma peculiar de reumatismo muscular, al que se limita actualmente.

Como quiera que las partes blandas del aparato locomotor son muchas y muy extensas, han quedado excluidas de esta denominación las alteraciones «generales» que afectan a la masa muscular y las alteraciones «locales» que incluyen tendones, bolsas serosas y fascias, habiendo quedado reservado este término para denominar las alteraciones musculares «regionales» comúnmente situadas junto a la inserción muscular en el hueso, que pueden ser identificadas por la palpación, cuando se aprecia dolor a la presión, en puntos que suelen presentar una induración nodular y sensible, llamada «punto gatillo».

Este proceso es probablemente el más frecuente de todos los que producen dolores en el aparato locomotor, aunque son muchos los enfermos que reciben tratamiento con medicación «antírreumática» sin haber sido diagnosticados de fibrositis y muchos más lo que se tratan con el diagnóstico de otras enfermedades.

A ello contribuye la gran variedad de formas clínicas que puede presentar y la asociación de ciertas manifestaciones depresivas que inducen a diagnosticar la depresión como una causa y origen de las molestias que el enfermo padece.

 

Sintomas de la fibrositis

 

Se ha supuesto que se produce cuando la grasa alojada entre el tejido fibroso retiene agua en exceso, por la influencia de ciertas hormonas. Otros piensan que es la circulación la que determina estas alteraciones locales.

También hay quien afirma que todo es cosa de los nervios que producen espasmos locales de las fibras musculares irritadas. Otros creen que es debido a falta de vitaminas. Y muchos piensan que son los trastornos emocionales los que producen y mantienen estas alteraciones.

Con frecuencia aparecen asociados algunos procesos que no tienen relación alguna con los síntomas que padece el enfermo, como:

a) las alteraciones articulares degenerativas (son muchos los enfermos que se tratan «las cervicales» sin necesidad,
b) la hipertensión arterial, que propicia la creencia de que «todo es de la circulación»,
c) la insuficiencia cardíaca, que induce a incluir todos los procesos «coíncidentes»,
d) la diabetes, que produce «otras» alteraciones del aparato locomotor, etc.

Aunque la mayoría de los puntos gatillo se encuentran en la masa muscular, también hay puntos dolorosos a la presión ajenos a los músculos, como los correspondientes a los cartílagos de las costillas, situados cerca del esternón, y los de la grasa, situados en la parte interior de las rodillas.

Los síntomas comunes de la fibrositis son: dolor local, rigidez muscular, dolor a la presión y limitación de movimientos en ciertas áreas como cuello, hombros, codos, espalda, nalgas, pecho y rodillas, que lo mismo pueden empezar de una manera brusca con motivo de enfriamientos, fatiga, infecciones, emociones o contratiempos, que de una manera insidiosa y crónica.

El estado general se afecta aunque no es extraño que los enfermos refieran una sensación de cansancio desde desde que se levantan de la cama, con dolores de cabeza e insomio.

 
ciatica
columna vertebral
dolor de espalda
dorsalgia
espondilitis
fibrositis
la osteoporosis
sintomas de osteoporosis
tumores oseos
  artritis infecciosa

Las artritis producidas por una infección del organismo se llaman «artritis infecciosa». artritis infecciosaCuando el microbio que la produce está dentro de la articulación se llaman «sépticas», y si producen pus se denominan «purulentas»... 

 
     
Categorias de medicina Familiar
  Copyright 2008 - Medicina Familiar