Articulos de
Columna vertebral
 
 

Dorsalgia

   
 

La dorsalgia postura de los adolescentes produce encorvamiento de la espalda con dolor durante el día, que desaparece en la cama. Al principio es reversible y puede ser corregida con gimnasia y recursos posturales. Dorsalgia

Cuando se prolonga durante un tiempo, llega a ser permanente y determina el clásico desgaste de las vértebras dorsales con las dificultades y molestias propias de la espondilosis.

La enfermedad de Scheuerman es también propia de los adolescentes y afecta fundamentalmente a la columna dorsal más baja, pero aquí hay primero una alteración de las plataformas discales que permiten la penetración del disco dentro del cuerpo vertebral.

Produce dolores leves y no desaparece en cama por ser irreversible. Su tratamiento postural y con gimnasia puede detener su evolución y aminorar su deterioro ulterior.

El llamado disco torácico es, en realidad, un desplazamiento del disco intervertebral hacia atrás que invade el canal medular comprimiendo las raíces o la propia médula. En el primer caso produce neuralgia, que mejora con el enfermo acostado y empeora con la respiración profunda.

En el segundo caso produce alteraciones de la sensibilidad en las piernas con disminución de la fuerza de los músculos, que están un poco rígidos.

La dorsalgia debida a lipodistrofia laxa aparece mayoritariamente en la mujer joven, que está mucho tiempo de pie o trabaja con la espalda doblada y es debida a una mala alineación de la columna vertebral. La causa fundamental es la laxitud articular, que no es más que un defecto hereditario que tienen los ligamentos, en virtud del cual pueden estirarse más de lo debido y así permiten a las articulaciones una amplitud de movimientos que rebasa ampliamente los ángulos considerados como normales.

La cifosis senil es el encorvamiento de la espalda que se produce en la tercera edad. Los discos aparecen más reducidos por delante que por detrás, porque han sufrido la degeneración propia de los años. Produce pocas molestias a no ser que aparezca asociada a algún proceso descalcificante. Los cuerpos vertebrales también se hacen más cortos por delante que por detrás y con la musculatura débil o atrofiada la rehabilitación es más difícil.

 

Tipos de dorsalgia

 

La dorsalgia de la angina de pecho suele acompañarse de dolor debajo del esternón, sobre la parte izquierda el pecho, lo mismo por delante que por detrás, a lo largo de la parte interna del brazo hasta los dedos meñique y anular. Su comienzo es brusco y su duración breve. El enfermo lo nota como una opresión con ahogo que le obliga a permanecer inmóvil, aunque suele pasar en pocos minutos.

La dorsalgia debida al aneurisma de la aorta suele ser discreta y tenaz, pero también produce dolores tan intensos que resultan un verdadero tormento para el enfermo.

El aneurisma de la aorta comprime los nervios de la columna y hasta puede reducir el tamaño de las vértebras que comprime, sin olvidar los puntos sensibles de la capa periférica de la arteria aorta tan dilatada. Su tratamiento inmediato es sintomático y el tratamiento de la causa requiere averiguar primero si es debido a la sífilis.

La pleuresía produce dolor torácico habitualmente, desde su comienzo y como suele aparecer asociada a manifestaciones generales como fiebre, pulso rápido, mal estado general y a manifestaciones respiratorias como tos seca, fatiga, el diagnóstico no es difícil. Pero siendo tan amplia la superficie pulmonar que cubre, la irradiación del dolor puede ser en varias direcciones según la parte inflamada y naturalmente a la espalda cuando la pleuritis invade la parte de atrás.

La dorsalgia de origen pancreático se percibe en la parte más baja de la columna dorsal. Puede acompañarse de dolor en «la boca del estómago» (en la parte de abajo del esternón), con franca irradiación hacia el lado izquierdo, que empeora cuando el enfermo se acuesta boca arriba en la cama y mejora si se sienta o levanta. No son raras las náuseas, vómitos, la desnutrición, adelgazamiento y gran debilidad. Estas molestias son comunes en las distintas enfermedades del páncreas y pueden aparecer asociadas a cualquiera de ellas.

La dorsalgia de las colecistitis aparece con el clásico dolor que produce esta enfermedad debajo de las costillas del lado derecho, en la parte anterior. Puede ser continuo o intermitente. Cuando es muy intenso se acompaña de síntomas digestivos tales como mal gusto de boca, náuseas y vómitos y en los intervalos, de intolerancia a ciertos alimentos como leche, huevos, grasas y dispepsia. La irradiación del dolor por el lado derecho del vientre, siguiendo el trayecto de medio cinturón, produce la dorsalgia, referida a la parte baja de las vértebras dorsales.

La dorsalgia renal puede ser debida a una enfermedad del riñon o del uréter, que es el tubo que conduce la orina desde el riñon a la vejiga.

El cólico produce dolores muy intensos, muy resistentes a la medicación, que son continuos o intermitentes y aunque la causa más común es la piedra o el cálculo de riñon, no es la única causa que lo produce. El dolor comienza en la parte de atrás, «en los ríñones», aunque luego se corra hacia adelante y abajo, con náuseas, vómitos y necesidad de orinar con frecuencia y con mucho dolor.

La dorsalgia de origen pélvico es propia de las mujeres que presentan habitualmente dismenorrea (menstruación irregular, difícil o dolorosa) que puede tener alguna causa en la matriz u ovarios de la enferma, aunque no suele faltar un componente «nervioso».

El dolor, que se inicia en el bajo vientre, se irradia hacia arriba y atrás y llega hasta las últimas vértebras dorsales y primeras lumbares. Estas molestias son más habituales en los días de la menstruación, pero también pueden presentarse unos días antes.

 
ciatica
columna vertebral
dolor de espalda
dorsalgia
espondilitis
fibrositis
la osteoporosis
sintomas de osteoporosis
tumores oseos
  artritis infecciosa

Las artritis producidas por una infección del organismo se llaman «artritis infecciosa». artritis infecciosaCuando el microbio que la produce está dentro de la articulación se llaman «sépticas», y si producen pus se denominan «purulentas»... 

  tipos de obesidad

No me gusta esta denominación, que induce a tirar la toalla y aceptar la obesidad para siempre. Se inicia en la primera infancia
tipos de obesidad

 
     
Categorias de medicina Familiar
  Copyright 2008 - Medicina Familiar