Articulos de
Columna vertebral
 
 

Ciatica

   
 

La ciatica es el dolor que se irradia a lo largo del nervio ciatico. No es cualquier dolor que el enfermo pueda sufrir a lo largo de la pierna, porque la ciatica es un dolor del «nervio» y por ello tiene características propias que revelan su condición, tales como alteraciones sensitivas (hormigueos, acorchamiento), motoras (como pérdida de fuerza en algún grupo muscular, virtualmente en los músculos flexores o extensores del pie) y a veces disminución o pérdida del reflejo del tendón de Aquiles.Ciatica

La alteración discal que produce lumbago o ciatica puede aparecer en cualquier edad, aunque es más frecuente en adultos jóvenes después de los treinta años, que es cuando empieza a debilitarse el anillo discal. Cualquier movimiento brusco, como el que se produce al resbalar y caer en el suelo, puede dañar el disco lo suficiente para originar dolor. Sin embargo, el comienzo del dolor puede estar asociado a cualquier movimiento trivial, como levantarse de la cama, calzarse, incorporarse de una silla o recoger algo del suelo.

Las ocupaciones sedentarias predisponen al padecimiento discal, porque el poco ejercicio físico que conllevan atrofia la musculatura hasta el extremo de que cualquier esfuerzo violento, ocasional, como levantar un peso del suelo con la espalda doblada, es a menudo el motivo de que aparezca el dolor.

Aquéllos que disfrutan de un trabajo que no requiere mucho ejercicio físico no están preparados para grandes esfuerzos en los fines de semana, porque sus músculos son endebles. A menudo las actitudes posturales defectuosas, con la espalda doblada, producen los mismos efectos cuando se prolongan demasiado.

Pero no siempre la ciatica es debida a la compresión aguda de un prolapso discal en los jóvenes o a la compresión progresiva y crónica debida a los picos de loro en la espondilosis de la tercera edad. La ciatica es, como la braquialgia, un «síndrome», pero no una enfermedad.

Y no lo es porque son muchas las causas que pueden producirla, como, por ejemplo, las anomalías congénitas lumbosacras, que son muchas (anomalías articulares, vértebras de tránsito, espina bífida oculta, articulación transverso ilíaca, espondilosis, espondilolistesis, dismetría de miembros), genu valgo, varo, recurvatum (es decir, rodillas en X, en paréntesis o hacia atrás), de origen infeccioso (como la poliomielitis, herpes zóster, tuberculosis, fiebres de Malta, etc.) o degenerativo (como la espondilosis, distrofias musculares), o posturales (como la lordosis lumbar, ligamentos laxos, pseudoartrosis interespinal), traumáticas (como esguinces, lumbo-sacro-ilíacos, fracturas, etc.), inflamatorias (como las espondiloartritis anquilosantes), óseas (como la enfermedad de Paget, osteítis fibrosa-quística, osteoporosis, osteomalacia, etc.), tumores primitivos o secundarios, benignos (como osteoma, condroma, neurofibroma, meningíoma, angioma, fibroma), o malignos (como condrosarcoma, mieloma, Hodgkind, leucemia, (etcétera), sin olvidar los dolores referidos que parten de enfermedades orgánicas, tales como los órganos pélvicos, el sistema urinario, el aparato digestivo, que pueden ser tumorales o no, pero proyectan las molestias sobre la espalda y por ello reciben el nombre de dolores «referidos».

 

Tratamiento de la ciatica

 

La ciatica no es, pues, una «enfermedad» que requiere en todos los casos el mismo tratamiento y con demasiada frecuencia se atribuye a una hernia discal, sin evidencia alguna de que así sea.

Y se trata con inyecciones de vitaminas que carecen en absoluto de virtudes curativas o calmantes en ningún caso. Es necesario ir al médico para que éste tenga la oportunidad de explorar al enfermo y averiguar la causa antes de seleccionar el tratamiento más conveniente para cada enfermo.

El nervio ciatico se forma a partir de las raíces nerviosas que componen primero el plexo lumbosacro y luego los nervios que se distribuyen por los miembros inferiores. De todos ellos, que son diez, el ciatico es el nervio más largo y más grueso y como puede ser alterado en su raíz, en el plexo o en el tronco, produciendo en cada caso alteraciones que afectarán a áreas diferentes, éste suele ser el primer paso que el médico da en el diagnóstico para comprobar la causa que lo produce.

 
ciatica
columna vertebral
dolor de espalda
dorsalgia
espondilitis
fibrositis
la osteoporosis
sintomas de osteoporosis
tumores oseos
  artritis infecciosa

Las artritis producidas por una infección del organismo se llaman «artritis infecciosa». artritis infecciosaCuando el microbio que la produce está dentro de la articulación se llaman «sépticas», y si producen pus se denominan «purulentas»... 

 
     
Categorias de medicina Familiar
  Copyright 2008 - Medicina Familiar