Celulitis Infecciosa

Celulitis infecciosa

¿Hay algo que te moleste o incomode más de tu cuerpo que la celulitis? ¡Difícil! Y es además un problema muy habitual. Son varios los factores que se unen para provocarla.

Por un lado, la mala circulación, la tendencia a la retención de líquidos y la baja resistencia de los capilares sanguíneos. Por otro lado, los problemas hormonales o el disbalance entre estrógenos y progesterona. Esto va unido a la falta de una correcta tonicidad muscular. El resultado es la adiposidad dolorosa, que forma la piel de naranja cuando se la aprieta.

¿Y qué sucede en realidad? En el tejido subcutáneo se une el líquido retenido con sustancias derivadas de los hidratos de carbono y toxinas, formando geles que se van endureciendo si el problema persiste. Hoy en día hay muchos tratamientos locales para revertir la celulitis infecciosa ya existente: tratamientos con geles, cremas, drenaje linfático, masajes.

Si quieres que los resultados sean mejores, y además perduren en el tiempo, debes acompañarlos con una dieta adecuada, pobre en hidratos de carbono simples y grasas, y rica en los siguientes nutrientes: magnesio, vitamina C, vitamina B6 y vitamina E. A través de la alimentación se puede hacer una desintoxicación del sistema linfático, para acelerar el proceso de eliminación de toxinas. Esto se logra mejorando por un lado la eliminación a través del intestino, de los ríñones y de la piel. Y por otro lado disminuyendo las toxinas que ingresan al organismo, como los conservantes, edulcorantes artificiales, grasas saturadas, bebidas colas, etc. El cigarrillo y las pastillas anticonceptivas aumentan el riesgo de sufrir de celulitis infecciosa y la agravan si ya está declarada.

nubes de tags

La alimentación para prevenir la celulitis infecciosa: Debes disminuir los productos elaborados a base de carnes, fiambres, patés, quesos muy maduros, manteca, dulces y golosinas, etc. Elige pescados y carnes magras y toma mucho líquido, especialmente agua, jugos de fruta y tés medicinales. Asimismo, moderando el consumo de los azúcares y harinas blancos reducirás la celulitis en forma evidente. El cigarrillo es un hábito para desterrar, ya que disminuye la oxigenación celular, aporta muchas toxinas y daña la pared de los vasos, dificultando la circulación. Es importante también no abusar de la sal (pero no prescindir totalmente de ella) para evitar la retención de líquidos y facilitar su eliminación. Si te cuesta mucho, puedes sustituirla por las sales dietéticas a base de una mayor proporción de potasio. La sal marina, al ser rica en minerales, no aumenta la retención de líquidos.

Tipos de Celulitis Infecciosa

Otra variante es hacer una buena dieta desintoxicante durante una semana. Por ejemplo: • En los desayunos y meriendas toma jugos y licuados de frutas, sobre todo de las que mejoran la resistencia capilar y la circulación, como por ejemplo las uvas, frutillas, ananás y cítricos, por su contenido en vitamina C y otros principios activos.

Además puedes comer frutas, y una infusión, preferentemente algún té para mejorar la circulación.
• En el almuerzo puedes prepararte una sopa de verduras y un buen plato de ensalada cruda, variando los ingredientes (ver ejemplos en el último capítulo). Si quieres, agrega un huevo duro o poché por día. Y en la cena, la sopa de verduras y un plato a gusto de verduras crudas o cocidas con aceite. Compotas de frutas desecadas o ensalada de frutas.
• Cuando hayas avanzado en la desintoxicación, alrededor de los siete días, puedes ir agregando pescados hechos a la plancha o parrilla, pollo sin piel, preferentemente de campo, algunas legumbres, como lentejas o porotos aduki, tofu o algún queso magro y yogur descremado. • Por fin, en la última etapa súmale el arroz integral u otro cereal, como avena, trigo burgol o mijo pelado, y unas rodajas (2 o 3 de pan integral por día.

Las hierbas medicinales para la celulitis infecciosa :
La mejor hierba medicinal para la celulitis es, hasta el presente, la Centella Asiática. Oriunda de Oriente, disminuye los edemas de las piernas, su dolor y pesadez, y alivia los calambres si los hay. Mejora la circulación venosa de retorno al corazón y repara el tejido conectivo ayudándolo a recuperarse de las lesiones que le ocasiona la celulitis.

Se puede tomar en forma de té, 3 tacitas por día (a razón de 1 cucharadita de té por taza).
Si tu problema pasa por la retención de líquidos, tienes los tobillos y los dedos de las manos hinchados, puedes tomar también esta tisana diurética, que te ayudará a eliminar los líquidos retenidos sin bajarte la presión:

Tisana diurética:
• 1 cucharada sopera de diente de león
• 1 cucharada sopera de cola de caballo en 1 litro de agua
• 1 cucharada sopera de manzanilla Lo dejas hervir unos minutos (aproximadamente 5) y luego lo dejas reposar bien tapado. Puedes endulzar con un poquito de miel, fructosa o edulcorante Stevia, y tomarlo durante el día, frío o caliente, las veces que quieras. Si el diente de león te resulta amargo, el boldo es un buen sustituto.

Los ejercicios para prevenir la celulitis infecciosa:
Sin duda, los masajes manuales realizados por un especialista son una ayuda eficaz para disolver suavemente los depósitos tóxicos y facilitar su eliminación. No obstante, todos los ejercicios que promuevan la circulación sanguínea, ya sea caminatas, gimnasia aeróbica, natación, yoga, tai chi, etc., también son excelentes para atenuar la celulitis; no hay que olvidar en este caso que deben evitarse los ejercicios que promueven golpes fuertes en las piernas o con ellas. Sabemos que la celuütis en algunas etapas es muy dolorosa, por eso una garantía de verdadera colaboración para paliarla es que el ejercicio o masaje no provoque dolor. Una máxima para recordar: «Donde hay músculo, es mucho más difícil que haya celulitis». Por eso, chicas... ¡a moverse!
Por último, el sencillo ejercicio explicado para el alivio de várices te ayudará a remover el caudal venoso que, debido a la fuerza de gravedad, tiende a permanecer en pies y piernas, entorpece la expulsión de las toxinas y recrudece la celulitis.

La toma de conciencia:
La celulitis infecciosa muestra una dificultad para decidir sobre la orientación que se va a seguir; señala que hay dudas en el camino por tomar; de allí que sobrevenga habitualmente en las etapas de la vida que marcan cambios: la pubertad, la adolescencia, el posparto y la menopausia. Si a estas dudas se agregan conflictos de la niñez largamente sostenidos, el problema se acentúa.

En esos momentos de la vida se producen grandes cambios; la nueva etapa es un desafío y si el proceso genera temor e indecisión, puede desencadenarse una celulitis. Existen más posibilidades de padecerla si se presentan otros factores de riesgo, entre ellos: la retención de líquidos, la mala circulación, una alimentación inadecuada, la falta de nutrientes esenciales, el sedentarismo y los trastornos glandulares.

Enojarnos con nuestras piernas porque tienen celulitis infecciosa no nos sirve de nada, más bien profundiza el problema. Por el contrario, pensar qué cambios hacer en nuestra vida, ya sea en los hábitos como en nuestra forma de encararla, ayudará sin duda a mejorar la salud de nuestras piernas.

¡Recordemos! Todos los conflictos que por medio de la observación y la reflexión se hacen conscientes, disminuyen los síntomas que se reflejan en el cuerpo.

.....................................................................................................................................................................................................
guia de articulos e informes
trucos de belleza
desarrollo humano
calorias en los alimentos
absorcion de hidratos de carbonoproteinas en alimentos
alimentos bajos en grasas
alimentos con vitaminas propiedades de los minerales perdida de peso
dietas para diabeticos
tratamiento de osteoporosis
dolor de piernas
celulitis infecciosa
alergias en la piel
mala digestion
dieta para celiacos
menstruacion irregular
como cortar cabello
piel grasa
masajes de pies
tablas de peso ideal
causas de lipoglucemia

definicion de endorfinas
tratamiento de cancer de mama
ensaladas vegetales
como hacer el tiramisu
cereales sin gluten abdomen plano
piernas sexies